EL RETO

Las condiciones de gravísima disparidad y desigualdad social nos empobrece a todos.

El valor de la persona, de su dignidad y de sus derechos está seriamente amenazado por la difundida tendencia a recurrir exclusivamente a los criterios de la utilidad y del tener. El fenómeno del consumismo produce una orientación persistente hacia el «tener» en vez de hacia el «ser».

 

Una sociedad justa y amable puede ser realizada solamente en el respeto de la dignidad de la persona humana, donde no es aceptable un crecimiento económico obtenido con menoscabo de los seres humanos.

 

Por lo que hay que superar el concepto individualista de libertad, porque sólo seremos libres cuando las libertades son compartidas por todos/as. Necesitamos favorecer una transformación social verdadera para lo cual es necesario, especialmente, apoyar a los últimos, asegurar efectivamente condiciones de igualdad de oportunidades entre todos, garantizar una igualdad objetiva entre las diversas clases sociales.

 

Por esto es necesaria la virtud determinante de cada uno/a de introducir en la organización social, política y económica la lógica de la solidaridad frente a la lógica del individualismo, la competitividad, los beneficios de unos pocos a costa de la mayoría.

POBREZA EN CDMX

Un contexto sobre la situación de Pobreza en México.

Población total CDMX 2010: 8’827,168 personas

Pobreza moderada

2’332,000 personas con acceso promedio a 4 de los 6 derechos sociales básicos*

Las personas en pobreza representan el 26.5% de la población de la CDMX

Pobreza extrema

193,000 personas con acceso a sólo 2.3 de los 6 derechos sociales básicos

Las personas en pobreza extrema representan el 2.2% de la población de la CDMX

POBREZA TOTAL

2’526,000 personas, 28.7% de la población

Tienen acceso promedio a 3.7 derechos sociales básicos

*Derechos Sociales Básicos: Alimentación, Vivienda, Salud, Trabajo, Seguridad, Educación.